lunes, 26 de julio de 2010

MI CHIRLI TEMPLE









Una amiga dejó esto en mi muro de Facebook tras leer mis "Vicentismos". Una amiga generosa que dedica unos minutos a escribirme algo que me ha emocionado al leerlo. Una amiga desde hace poco, pero para mucho. De las de para todo, diría yo. Una gran mujer. Lleva el sentido del humor por bandera. Regala diálogos, columnas, libros, Manolitos... Una Grande. Con su permiso, lo publico en mi blog. Gracias amiga. 






CarmenRuí, comicastra, de Madriz, curranta como su padre, como su madre, fantasiosa desde chica, graciosa sin pretenderlo, poseedora de una boca que sólo suelta verdades por muy extravagantes que sean, dueña de una voz que llena un teatro, de una risa que llena un restaurante, de una ternura que debería venderse como el vips vaporub en farmacias; CarmenRuí, unos ojos tan humanos que podrían ser los de una princesa, una puta o una bibliotecaria.
CarmenRuí, Fortunata hecha carne. Nadie mejor que ella para comerse un huevo crudo, como hacía el personaje de Galdós, y gritar desde aquella escalera de la Plaza Mayor, aquel "!Ya vooyyyyy!" tan madrileño y del que tantos lectores se han enamorado a lo largo de los años.



E.L.

1 comentario:

  1. ole, con ole y olé... Así es como tiene que ser una AMIGA

    ResponderEliminar